miércoles, 4 de marzo de 2009

Juno

Es la tercera vez que veo Juno en apenas un par de semanas. Puede sonar raro, pero bueno, así es el mundo: unos regalan bombones por el día San Valentín y otros destripan a sus vecinos con motosierras, cada cual con sus manías. Yo, personalmente, disfruto viendo algunas historias varias veces seguidas; creo que se captan más matices, se descubren cosas e incluso, con un poquito de atención, se puede llegar a ver películas diferentes. No sé si depende del estado de ánimo, del grado de interés o sencillamente, es que las cosas siempre son diferentes cada vez que las miras.
Wilde decía que las mujeres demasiado bellas impresionaban menos el segundo día -él era maricón, pero evidentemente no tenía un pelo de tonto- y tal vez tuviese algo de razón pero con respecto a esta peli en concreto -y a su música-, la verdad es que cada vez que la veo, consigue fascinarme un poquito más. 

Así deberían de funcionar todas las cosas.

3 comentarios:

Omaha dijo...

La tengo, habrá que verla. Y escucharla.

Anónimo dijo...

A mi pasa lo mismo con el fregadero, a medida que lo miro y pasan los días cada vez me impresiona más.

Anónimo dijo...

La verdad es que la niña esa es para enamorarse.