viernes, 1 de mayo de 2009

Para el día y para la noche


1 comentario:

Paco dijo...

Buena comparación, sí señor.