lunes, 26 de enero de 2009

Che


¡Ya era hora, coño! Después de "El Argentino", por fin llega la segunda parte: "Guerrilla". Igual de intensa que la primera, muy bien resuelta, otra vez con un espléndido del Toro. Eso sí, adelanto a los nostálgicos que, a pesar de lo que se rumoreaba en los mentideros, la peli acaba mal: el Che no sobrevive a Bolivia ni se convierte, muchos años después, en un octogenario asesor de Obama.

1 comentario:

Ramon Mercader dijo...

Más vale morir joven que ser longevo y convertirse en Coma-andante